Saltar menú de navegación Teclas de acceso rápido
Locales

¿Rafaela puede soñar para el futuro con un tren urbano?

Por Miguel González. La idea es a largo plazo y por ahora lo que se pretende es tener un estudio de factibilidad técnica y económica. ¿Qué traza podría usarse y qué barrios de la ciudad incluiría?

Suena a utopía y como tal, a un sueño de muy difícil cumplimiento. Lo saben incluso hasta los más soñadores y entusiastas, que son los integrantes de la Asociación de Ferromodelistas y Amigos del Ferrocarril de Rafaela, que en este 2022 cumplió 30 años de existencia como institución. Se trata del proyecto de dotar a la ciudad de un tren urbano. 

Tren urbano de Salta

En el grupo que trabaja en la entidad se destacan el presidente, Raúl Giménez, y el rafaelino Antonio Rossi, que desde fines de los '80 está radicado en Buenos Aires pero nunca olvidó sus raíces rafaelinas. "Pipo" Rossi es un destacado periodista, que durante muchos años fue integrante del staff de la sección económica del diario Clarín, específicamente en el área de la cobertura de todo lo relacionado con servicios públicos. Además de periodista especializado, Rossi es un amante de la historia de los ferrocarriles y uno de los hombres que más conoce sobre el tema, habiendo hecho viajes en los trenes más emblemáticos del mundo entero y conociendo características de los sistemas y tecnologías empleados en ellos. 

Por eso el hecho de que el propio Rossi planteara ante Damián Contreras, presidente de Ferrocarriles Argentinos Sociedad del Estado, la posibilidad de que esa empresa se encargue de realizar un estudio de factibilidad técnica y económica para dotar a Rafaela de un tren urbano le otorga un componente de seriedad a la propuesta. ¿Se puede hacer? Se podría. ¿Es factible? Habrá que considerar los costos y la sustentabilidad. Ciudades como Rosario no tienen un tren urbano y tampoco Santa Fe, pese a que la capital provincial lo intentó y la iniciativa terminó en un estruendoso fracaso. En todo caso, se trata de un sueño a largo plazo. A muy largo plazo. 

"Nuestro principal anhelo es que algún día no muy lejano, la red del ferrocarril Belgrano vuelva  a activar los ramales de cargas que pasan por Rafaela. Confiamos en que  aquellos que deben decidir el destino y la planificación de la ciudad sepan aprovechar el trazado de las vías existentes para analizar la factibilidad y puesta en marcha de un servicio local de pasajeros con formaciones ferroviarias livianas que permitirían enlazar el sector urbanizado más alejado del extremo norte con distintos lugares más céntricos y la zona donde se encuentran localizadas las instalaciones de la Universidad Nacional de Rafaela y los barrios linderos a la ruta nacional 34", plantearon Rossi y los demás integrantes de la Asociación de Ferromodelistas. 

La traza

La idea es clara: unir, aprovechando la traza del Belgrano, los barrios del Noreste de Rafaela con la zona de barrios residenciales del suroeste, incluyendo el predio de la UNRaf. El recorrido de la línea toca en forma directa los barrios Zazpe, Virgen del Rosario, Italia, Sarmiento, Villa Rosas, Villa del Parque, Villa Podio, Fátima, Mosconi, Ilolay, Pizzurno, 17 de Octubre, Brigadier López y Los Álamos. 

Un tren urbano debería disponer de vías seguras y algunas paradas que, sin ser estaciones con todos los servicios, sí deberían garantizar una protección en la espera para los pasajeros. En otras palabras: algo mucho más estructurado que las paradas actuales de los minibuses, con andenes y espacios para accesibilidad. Las vías deberían reconstruirse en forma total, y también hay varios pasos a nivel, en los cruces con Gabriel Maggi, Brasil, Crespo, Santa Fe, Anduiza, Aristóbulo del Valle, Beltramino, Intendente Giménez, Constitución, Sargento Cabral, Remedios de Escalada, Yrigoyen (donde la rotonda es un problema adicional), Vieytes y la RN 34. 

Indudablemente un proyecto de esa envergadura demandaría una inversión multimillonaria. Y la utilidad, medida en términos de pasajeros transportados, no garantiza un retorno que la haga sustentable. Una vez más corresponde insistir: se trata de tener un estudio serio sobre la factibilidad técnica y económica de un proyecto semejante. No quiere significar que se haga, ni que las condiciones estén dadas ahora mismo, sino de proyectar un plan hacia las próximas décadas. Pero sin ese estudio ni siquiera es posible proyectar en esa dimensión temporal. 

La utilidad

Para cuando se conozcan los datos del Censo 2022, surgirá seguramente que Rafaela supera ya los 120 mil habitantes. Sin embargo, sigue teniendo un enorme déficit en el transporte público, que obliga a que los rafaelinos utilicen sus vehiculos particulares para moverse de un lado a otro, saturando el tránsito. Y aunque hoy suene "muy loco" pensar en un tren urbano, la visiòn a largo plazo ofrece otras perspectivas. 

Para cuando Rafaela ingrese en la celebración de sus 150 años, lo que ocurrirá en 2031, el panorama de la ciudad será el siguiente: 

-Los barrios al Norte del Zazpe, Mora y Virgen del Rosario estarán creciendo a pasos agigantados. En 2023 se estarán urbanizando más de 500 lotes, con la construcción de 219 viviendas llave en mano para entregar en 2024 y 315 lotes que serán vendidos a familias para construir casas con esfuerzo propio o créditos Procrear. En el Mora, San José e Italia todavia quedan muchos lotes para construir viviendas y el crecimiento demográfico se extenderá aún más en toda esa zona. 

- En el suroeste, toda la franja entre la calle Santos Dumont y la Variante Rafaela -que entrará en uso a más tardar a mediados de 2023- será urbanizada. Se prevé, además, contar con un Parque Recreativo Regional en el predio al Oeste de la UNRaf. Todo indica que esa zona "explotará" urbanísticamente en los próximos cinco a diez años.

- La actual traza de la ruta 34 será simplemente una avenida urbana, ya que el tránsito grueso de la carretera nacional pasará por la Variante o Circunvalación. El acceso principal al centro de Rafaela desde la Variante será el de la prolongación de Luis Fanti, que ya está siendo intervenida para ser una avenida de cuatro carriles, con colectora y ciclovías hasta el CRAR. 

- Otro dato no menor: en la traza del Belgrano (a no más de 300 metros de distancia) están la Facultad Rafaela de la UTN, la UNRaf, el club Sportivo Ben Hur, el Instituto Superior del Profesorado y la Escuela Municipal de Música, además de la Escuela Pablo Pizzurno. 

Todos estos datos deberían ser tenidos en cuenta a la hora de planificar el futuro. Cierto que las urgencias del presente establecen prioridades y postergan el espacio para las utopías. Pero no es menos cierto que Rafaela construyó mucho de sus hitos históricos sobre la realización efectiva de sueños utópicos qeu se transformaron en realidad. En ese contexto, cabe que un tren urbano sea, en el futuro, un aporte a la solución de los problemas de transporte público que la ciudad tiene ya en la actualidad. 

Te puede interesar

Teclas de acceso